Posted on: January 19, 2019 Posted by: MARTECNA Comments: 0
Foto: Matías Capizzano / Timonel: Charata Mackinnon

Este artículo es la primera de tres entregas que publicaremos con la traducción a una guía de puesta a punto de la vela de Optimist, preparado originalmente por Olimpic Sails. La guía está separada en tres partes, cada una de las cuales será publicada en un artículo diferente:

  1. Introducción y controles de la vela
  2. Puesta a punto en tierra
  3. Modificaciones en el agua

En algunos casos hemos hecho aclaraciones propias, que aparecerán [ entre corchetes ]

INTRODUCCION

Bienvenidos a nuestra guía para la puesta a punto de la vela de Optimist, preparada en conjunto con WeSail.
El objetivo de esta guía es ayudarte a sacar el máximo provecho a tu vela [ o sea, que te haga ir lo más rápido posible ] buscando darle la mejor forma para las diferentes condiciones de viento y ola.
Lo primero que hay que entender es que no hay una fórmula mágica que te vaya a funcionar siempre. El trimado correcto de la vela no sólo depende del viento y la ola, sino también del peso y la técnica del timonel. Como cada timonel es diferente, y como cada día nos enfrentamos a una condición de viento distinta, tenemos que aprender cómo funcionan los diferentes controles de la vela, y cómo afectan a la forma de la misma para que, combinados, nos den la forma más adecuada para ir más rápido.
El ajustar los controles de la vela frente a cada cambio de las condiciones de navegación es la clave para maximizar la velocidad de tu barco.

CONTROLES

Demos una mirada a cada uno de los controles que nos ayudan a modificar la forma de la vela.

PICO

El pico es el control que ajustamos más seguido, el que más se toca durante la regata. A grandes rasgos, necesitamos ajustar el pico en dos situaciones: lo cazamos cuando hay una arruga desde la punta superior del mástil [ puño de driza ] hasta el extremo de popa de la botavara [ puño de escota ]; y lo filamos cuando hay una arruga desde el extremo superior del pico [ puño de pico ] hasta la boca de cangrejo [ puño de amura ]. Estos ajustes se basan en la apariencia de la vela. Sin embargo, hay algo muy importante que no debemos olvidar, especialmente cuando navegamos con vientos muy suaves o muy fuertes: el pico es el control que más influencia tiene sobre la baluma.
LO RECOMENDADO: Tener la vela sin arrugas. En vientos suaves, es preferible tener el pico con el ajuste correcto para la calma, aunque quede un poco suelto para la racha, para que la baluma no esté sobre tensada.

Muy filado
Muy cazado

VANG

Controla la tensión de la baluma cuando vamos en reach o en popa. Cuando vamos en ceñida casi nunca trabaja, porque la tensión de la baluma es controlada por la escota.

OUTHAUL O BOLSA

Controla el pie de la vela, que a su vez hace que la vela en su conjunto sea más chata o más bolsuda.  Este es un control que usamos para mejorar nuestra velocidad en ceñida. Es fácil de ajustar en el agua y es una gran herramienta para ajustar la vela según las condiciones de viento.
RECOMENDADO: Las arrugas verticales que comienzan en los ollaos de la botavara deben subir sólo hasta la primera costura de la vela.

RETENIDA Y CONTRAVANG

Estos dos cabos determinan la tensión del gratil. Cuanto más largos sean, más tensión tendrá el gratil [ el ollao del puño de driza estará más arriba y el del puño de amura estará más abajo ] Cuanto más cortos sean, menos tensión tendrá el gratil. La retenida también controla la posición de la banda de medición de la vela, por lo que, en la práctica, lo que se hace es ajustar primero la retenida de manera de asegurarnos de que la banda de medición quede dentro de los límites marcados en el mástil, y después jugamos con el contravang para ajustar la tensión del gratil dependiendo de las condiciones de viento.

Contravang
Retenida

RECOMENDADO: Ajustar la retenida para posicionar la vela dentro de los límites de medición, y,  cuando queremos máxima tensión en el gratil, dejamos el contravang sin vueltas; cuando queremos el gratil bien flojo, damos 4 o 5 vueltas al contravang.

Gratil muy cazado

ESCOTA

No sólo sirve para ubicar la vela más afuera o más adentro, sino que gobierna la tensión de la baluma cuando vamos en ceñida. Eso significa que cada vez que cazamos o filamos, no sólo estamos entrando o sacando la vela, sino que también estamos cambiando la forma de la baluma.

MATAFIONES Y PUÑOS

No son controles que se ajusten seguido en el agua, por lo que hay que dejarlos bien preparados en tierra. Hay una regla de clase que regula la distancia entre la vela y la botavara o el mástil, estableciendo un máximo de 10mm de separación.
RECOMENDADO: La distancia entre la vela y el mástil o la botavara debe ser entre 0 y 8mm, dependiendo de la intensidad del viento, el tipo de aparejo y el modelo de vela. [En la próxima entrega publicaremos unas tablas de trimado para cada modelo de vela]

Ver 2da parte
Ver 3ra parte

Leave a Comment