Posted on: January 21, 2019 Posted by: MARTECNA Comments: 0

Segunda parte de la guía de puesta a punto preparada por Olimpic Sails en conjunto con WeSail y traducida por Martecna. Recordá que nosotros hemos hecho algunas aclaraciones, que son las que aparecen [entre corchetes y en itálica]
Si te perdiste la primer entrega, podés verla haciendo click en el siguiente link:
Guía de puesta a punto de la vela de Optimist – por Olimpic Sails – Parte 1
Y para la última parte…
Guía de puesta a punto de la vela de Optimist – por Olimpic Sails – Parte 3 

PUESTA A PUNTO INICIAL, TRIMADO DE LA VELA EN TIERRA

La puesta a punto definitiva de la vela se realiza siempre en el agua, una vez que sabemos cuáles son las condiciones reales de navegación, pero es importante hacer un ajuste inicial en tierra teniendo en cuenta las condiciones esperadas de viento, y teniendo especial cuidado en los controles que son difíciles de ajustar en el agua.

CAIDA

Las caidas que uses en tu barco deben tener un valor medio de aproximadamente 280 cm. A partir de ese punto intermedio, la caida se irá modificando dependiendo del peso del timonel, las condiciones de navegación y el modelo de la vela.
A medida que apopamos el mástil el barco tiende a orzar más, por lo que se hace cada vez más necesario usar el timón para mantener el rumbo [para que el barco no se vaya a la orza] Esto genera más presión en el timón, ¡¡que a su vez genera más arrastre y nos frena!!
Por lo tanto: tendrás que ir al agua y probar cuál es la caida más conveniente para vos. Es más fácil timonear con la caida en 278 cm para ayudar a que el barco apunte más hacia el viento (pero hay que tener en cuenta la desventaja del arrastre). Los timoneles más experimentados podrán aproar más el mástil, hasta una caída de aproximadamente 283 cm, de manera de reducir la presión en el timón.
Ahora bien, que la caida se encuentre entre los valores mencionados es muy importante, pero la mayor o menor velocidad de tu barco no depende sólo de la caída. Hay varios repiques con los que jugar antes de mover la carlinga si no nos gusta nuestra velocidad. También es importante que no muevas la carlinga antes de cada regata. Primero debés encontrar la caída adecuada para vos, y sólo modificarla cuando estás haciendo una nueva puesta a punto.

[La caida es la distancia entre el tope de mástil y la popa del barco, y se mide con una cinta métrica desde la cara de popa en la parte superior del mástil (con el mástil ya puesto en el barco) hasta el el espejo de popa, en la línea de crujía (centro del barco en sentido longitudinal). Algunos miden en el borde interno de la cubierta, otros en el borde externo, otros en la hembra de timón de más arriba. Lo que importa es que definas en donde vos vas a medir y que siempre midas en el mismo lugar, para tener en cuenta la variación entre una caida y otra. Los valores mencionados más arriba son de referencia. Tal vez tu valor medio es 278 cm porque vos medís en el borde interno de la cubierta y el autor mide en el borde externo de cubierta. Por eso, lo importante es considerar las diferencias entre una caida y otra, no tanto el valor en sí.]

MATAFIONES

Los matafiones y puños influyen bastante en la forma de la vela, por lo que es bueno hacer alguos ajustes para un trimado más fino.
Todos los modelos de velas Olimpic tienen un gratil pre-curvado, es decir que el gratil siempre tiene una pequeña curva, en cualquier condición de viento.  [aun cuando no está portando]. Por otro lado, a partir de vientos medios el mástil comienza a curvarse, aunque dicha curvatura depende del aparejo utilizado.
Entonces, con vientos suaves el mástil no se curva, por lo que debemos dejar los matafiones de los extremos del mástil un poco más sueltos. Eso también es importante para que la vela pueda pasar fácil de un lado al otro cuando viramos. Cuando aumenta el viento, el aparejo comienza a curvarse, por lo que debemos cazar los matafiones de manera de mantener la curvatura del gratil.
Los matafiones de la botavara deben estar más sueltos que los del mástil. Al igual que con el mástil, esto también ayuda a que la vela pase más fácil en las viradas y trasluchadas. Recordar que, según las Reglas de la Clase, el máximo de separación entre la vela y el mástil o la botavara es 10mm, pero nosotros recomendamos no pasarse de los 8mm. Más abajo encontrarás las tablas con las recomendaciones de cazado de los matafiones.

RETENIDA

El ajuste de la retenida en tierra es muy importante, porque modificarlo en el agua es más difícil. El objetivo es que el puño superior quede horizontal, y que la banda de medición de la vela quede en el primer cuarto (75% superior) de la distancia entre las dos marcas del mástil.

TABLAS CON SUGERENCIAS DE CAZADO DE LOS MATAFIONES

[En las tablas de más abajo se dan las distancias recomendadas (en mm) entre la vela y el mástil (mast) y la botavara (boom), para cada modelo de vela. La numeración de los matafiones se basa en la imagen de la derecha.
En cada una de las tablas, la columna LIGHT da las medidas para vientos suaves, la columna FULL POWER para vientos de medios a fuertes, y la columna OVER POWER para vientos muy fuertes.]

Leave a Comment