Posted on: April 13, 2020 Posted by: MARTECNA Comments: 0

Como muchos se habrán dado cuenta, el semirremolque de la foto es (o era) una automovilera, de ahí el apodo de mosquito. (Así se le dice en la jerga del transporte de cargas a los remolques que llevan autos en dos niveles, siendo el de arriba muchas veces inclinado y sobresaliendo por arriba de la cabina del conductor)

Este remolque pertenecía a la empresa desde hace muchos años, de hecho se había usado varias veces, pero era muy complicado de maniobrar en clubes y lugares chicos. Luego fue reemplazado por otros semirremolques, ya sea propios o contratados, y quedó parado sin usarse durante aproximadamente 10 años.

En 2017, ante la solicitud de dejar libre el espacio que ocupaba, y ya teniendo el tractor Kenworth (el verde que todos conocen) para remolcarlo, surgió la idea de, en lugar de tratar de venderlo, reincorporarlo a nuestra flota de semirremolques, para trasladar botes de goma.

¿Por qué para botes de goma?

Una de las actividades en que más tiempo y trabajo invierte la empresa a lo largo del año es el traslado y las tareas aparejadas que trae, como son la carga y descarga, armado y desarmado de los elementos trasladados. Es por eso que en MARTECNA siempre estamos ideando sistemas para facilitar la logística del traslado, en especial la relacionada a los campeonatos grandes, a los que hay que trasladar muchos Optimists y botes de goma.

Un paso importante para alivianar el trabajo fue la invención de las “jaulas” para transportar los Optimists de a 6, lo cual redujo muchísimo el tiempo de carga y descarga, además del manipuleo de cada barco individualmente.

Quedaba encontrar una solución para los botes de goma. Transportar muchos botes de goma juntos en camiones estándares implica que antes de cargarlos en el camión hay que:

  • Desatornillar asientos y consolas
  • Sacar motores y guardarlos en cajas
  • Desarmar los cables de dirección
  • Desinflar los tubos
  • Sacar los tubos de los cascos (los botes que usamos para alquilar en los campeonatos no tienen la goma pegada a la fibra, sino que está enganchada al casco con una relinga, igual que una vela a un mástil)

Una vez en la sede del campeonato hay que hacer el mismo proceso, sólo que en el orden inverso. Si tenemos 15 botes alquilados, el trabajo de atornillar consolas y asientos, armar los cables, poner e inflar tubos, etc. es agotador, además de llevar muchísimo tiempo… y cuando termina el campeonato hay que volver a desarmar… y a la llegada al astillero hay que por lo menos descargar el camión y guardar cada una de las partes, para luego ir armando los botes (esta vez sin apuro) a medida que se van necesitando en los campeonatos locales (a los que se los puede trasladar por agua o de a uno o dos)

Así es que el mosquito nos iba a solucionar el problema. Tomando medidas descubrimos que podríamos trasladar 8 botes ARMADOS 🙂 Sólo habría que desinflar un poco los tubos y asegurarse de que estuviera todo bien atado, con las patas de los motores trabadas para que no saltaran en el viaje.

Manos a la obra

  1. ADECUACION:
    Se sacaron unos centímetros de la parte de atrás del semi para que el largo total no excediera el reglamentario (el largo total depende del remolque y del tractor, por lo que puede se que con el tractor utilizado anteriormente cumpliera con las normas, pero con el Kenworth no las iba a cumplir). Eso se hizo en el lugar donde se encontraba el mosquito, antes de su traslado al astillero.
  2. TRASLADO:
    Se trajo al astillero a remolque del Kenworth, a paso lento para evitar el recalentamiento de las cubiertas, que estaban viejitas. Una vez en el astillero: ¡¡A soldar y cortar fierros!!
Traslado
El mosquito es remolcado al astillero
  1. REMODELACION:
    Se cortaron los travesaños superiores, se rigidizaron los laterales con diagonales, se taparon todos los lugares rotos del piso, se colocó un riel en cada uno de los largueros superiores para instalar un puente de grúa.
  2. PUENTE DE GRUA:
    Se instaló para independizarnos de las plumas de los clubes sede ya que ese era otro factor a tener en cuenta cuando llegábamos a los clubes: que la grúa estuviera libre para descargar el camión y más adelante tirar los botes al agua. Con el puente de grúa ahora podemos cargar y descargar los botes solos ya que nos permite mover los botes dentro del remolque y sacarlos para apoyarlos en un trailer. Siempre es más fácil con ayuda de la pluma de la sede, pero en situaciones de emergencia podemos resolver nuestra logística sin ayuda.
  3. PINTURA Y EMBELLECIMIENTO:
    Se pintó todo y se colocaron las calcomanías de señalamiento obligatorias, se colocaron las luces y se verificó el sistema eléctrico.
  4. CUBIERTAS NUEVAS:
    Se cambiaron las cubiertas.
  5. VTV, RUTA, etc
    Se tramitó la documentación correspondiente para poder tener todo en regla.
  6. INAUGURACION:
    El mosquito de MARTECNA se inauguró en su nueva versión a fin de enero de 2018, trasladando los botes a la Semana Internacional del Yachting en Mar del Plata.

Fotos de la “metamorfosis”


¿Te gustó la historia del mosquito? Si querés déjanos un comentario abajo, y si te interesa enterarte de cada vez que publicamos algo, suscribirte a este blog dejando tu dirección de correo en el formulario de la columna derecha (o más abajo si estás leyendo desde el celular). Recibirás un resumen de los posts que publiquemos con un link al artículo completo, y todos los newsletters, que publicamos una o dos veces por mes.

Leave a Comment