Posted on: July 1, 2020 Posted by: MARTECNA Comments: 0

En este artículo te damos algunas recomendaciones de cómo cuidar tu timón y orza, en especial los de fibra. Aunque el artículo apunta mayormente a los timones y orzas de Optimist, gran parte de los conceptos son válidos para cualquier clase.

RECOMENDACIÓN BÁSICA: comprá una funda de timón y orza, no te vas a arrepentir. Un juego de timón y orza de Optimist IOD (reglamentarios de la clase para competir) nuevo está entre USD 480 y USD 650. Un juego de pala y orza de fibra para Laser no homologado están alrededor de USD 480. El juego de 29er está USD 900. Y una funda de timón y orza para cualquiera de las clases está entre USD 80 y USD 110. Por lo tanto, con USD 100 o menos estás previniendo arreglos costosos, pérdida de tiempo y devaluación de tu inversión inicial de más de USD 450. Lo mismo vale para las palas de timones de fibra de 420 y 470. En general, las fundas de timón y orza son una compra obligada si se quiere mantener ambos elementos en condiciones adecuadas.

Ahora sí, acá van los tips generales para mantener tu timón y orza como el primer día.

EN TIERRA

No los expongas por mucho tiempo al sol, en especial en verano, ya que podrían curvarse.

Mantenelos dentro de su funda hasta justo antes de salir a navegar, así evitás golpes innecesarios.

Cuando estés tirando el barco al agua, ponelos en un lugar adecuado. Esto significa que calcules que no se vayan a resbalar y golpear, o incluso que no se caigan al piso cuando inclinás el trailer para empezar a mover el barco.

Al regreso del agua, lavá ambos con abundante agua dulce y limpia, y dejá que se sequen bien antes de guardarlos en la funda, para que no se formen hongos.

Si se manchan, no los limpies con productos químicos, sólo usá un buen jabón marino.

Lavá con agua dulce los herrajes de timón cada vez que vuelvas de navegar, para que no se oxiden. No te olvides los herrajes del espejo de popa.

Si salís a navegar de una playa o estás en un área donde puede haber arena, limpiá la caja de orza cada vez que volvés de navegar. Granos de arena pegados en el interior podrían rayar la orza.

Cuando vas a guardar el timón asegurate de que la gomita de unión entre el prolongador y caña no quede trabajando (el prolongador debe quedar libre). De ese modo vas a extender la vida útil de la gomita.

EN EL AGUA

Una de las roturas más habituales en los timones de Optimist es la del herraje macho más largo. Esto puede deberse a un mal uso del timón. No hay que derivar con el barco escorado, tenés que acompañar con el cuerpo para mantenerlo derecho, así el timón hace menos fuerza. Remar mucho también hace que el herraje trabaje de manera inadecuada y dure menos.

Cuando estás navegando en zonas de poca agua, tené cuidado de no vararte. Esta es otra de las razones por la que se rompen los herrajes de timón y se fisuran las esquinas de timón y orza.

Cuando te llevan a remolque, asegurate de tener la orza levantada (los más posible sin que toque la botavara).


Antes de salir al agua, verificá que las gomitas protectoras de la caja de orza estén en su lugar. Cuando estás en el agua, tratá de que la orza entre bien derecha en la caja. Si la ponés un poco inclinada es probable que con la esquina de la orza empujes una de las gomitas de abajo y hagas que se salga.

ARREGLOS BÁSICOS Y FÁCILES

Las gomitas de caja de orza se pueden pegar al casco con pegamento tipo la gotita, o con Sikaflex® 291. Si estás reemplazando gomitas viejas, te conviene primero lijar un poco la zona así sacás el pegamento anterior y generás más porosidad para que el nuevo pegamento adhiera mejor.

Si los bordes o las esquinas de las orzas y/o timones empiezan a tomar color oscuro es que está entrando agua. Fijate bien que seguramente tenés un borde un poco abierto. Si es así, pegalo cuanto antes con la gotita, para que no siga avanzando la humedad. Si te queda desprolijo, y el pegamento sobresale mucho, dale una lijada con un poco de lija al agua de grano fino, tratando de no lijar la zona de alrededor.

Las pequeñas rayaduras (aquéllas que sólo se ven, no se notan al tacto, es decir si pasás una uña suave por la superficie, la uña no se queda trabada) se pueden lijar y desaparecen. Usá una lija al agua 600 o 1000 y un taco de madera para que no queden los dedos marcados. Las rayas más profundas requieren el uso de epoxi. En esos casos te recomendamos traer el timón o la orza a Martecna.

FIN

¿Qué te pareció el artículo? Contanos si te fue útil, elegí la estrella.

Calificá este artículo
[Total: 2 Promedio: 5]

Leave a Comment