Posted on: November 5, 2020 Posted by: MARTECNA Comments: 0

El sábado 26 de septiembre pasado, a través de la plataforma Zoom, los chicos y entrenadores de Optimist del Yacht Club Rosario se reunieron con Juampi (Juan Pablo Zizzi, presidente de Martecna) para conversar sobre los comienzos de la empresa, cómo se construye un barco, cómo hay que cuidar el barco, y algo sobre la vida de Juampi como navegante. En este artículo encontrarás un resumen del reportaje, acompañado de algunas fotos ilustrativas, y comentarios extra sobre lo que se habló o aclaraciones sobre dudas que quedaron en el aire.

Las aclaraciones y comentarios extra aparecen en un recuadro con fondo y bordes grises como este. Lo que está [entre corchetes] tampoco se dijo en el reportaje, son anotaciones para hacer la lectura más fácil.

Los organizadores y moderadores de la charla fueron los entrenadores Sol Manero e Iván Casas, quienes estuvieron acompañados de 10 Optimistas.

Antes de entrar de lleno al reportaje, queremos agradecer a Sol e Iván, por esta iniciativa y por tenernos presentes, también a los chicos que se conectaron, por la buena onda y las ganas de aprender; y a las autoridades del YCR, por permitir la realización de esta reunión. Para nosotros fue muy lindo ver y escuchar a los chicos y saber que su entusiasmo por navegar sigue intacto. Esperamos reencontrarnos pronto.

Ahora sí, empezamos. El reportaje está dividido en 4 partes, cada una correspondiente a un tema en particular, tratamos de mantener el orden en que se hizo la entrevista pero en algunos casos hicimos magia y pusimos una pregunta en otro lugar, para que coincidan los temas.

1- De los comienzos como navegante y como constructor

2- De cómo se fabrican los Optimists

3- Del camión, de la casa de Juampi, de los materiales

5- De las preferencias de Juampi, consejos y despedida

PRIMERA PARTE:

DE LOS COMIENZOS COMO NAVEGANTE Y COMO CONSTRUCTOR

IVAN: Bueno, ante todo Juampi, gracias por este tiempo, por haber tomado el compromiso de tener la charla con nosotros. Desde que hablé con vos por primera vez siempre estuviste bien predispuesto para hacer la nota, y bueno, gracias a los chicos que se conectaron, porque sino estaríamos hablando entre nosotros.

Como introducción, te quería preguntar cómo fueron tus comienzos, cómo empezaste a navegar, quién más o menos te llevó al mundo de la náutica, en qué barcos navegaste, cómo se te acercó un poco la pasión por esto de los barcos.

JUAMPI

Gracias a Uds. por invitarme. Yo empecé igual que todos ustedes, chicos, navegando en Optimist. Empecé en el Náutico San Isidro cuando tenía 8 años, después dejé un tiempito y a los 9 volví. De ahí me pasé a la clase Cadet, como tripulante, cuando tenía 10 años. En ese momento la clase Cadet estaba muy fuerte, había como 40 barcos navegando, era muy divertido.

Más adelante, cuando tenía alrededor de 12 años, me pasé al Windsurf, que daba sus primeros pasos en el país. Navegué muchísimo tiempo en tabla y después volví a los monotipos, principalmente al 470, como tripulante. El 470 es un barco con trapecio, muy similar a estar colgado del arnés en el Windsurf, así que me fue muy fácil adaptarme, “me llevé bien en seguida”.

En 470 corría con Martín Billoch, que muchos seguro lo conocen, sacamos medalla de bronce en los Panamericanos, nos divertimos mucho. Después dejé de navegar competitivamente y, sólo para divertirme, navegaba en Laser y 29er.

El 470 es un barco con trapecio, muy similar a estar colgado del arnés del Windsurf, así que me fue muy fácil adaptarme, “me llevé bien en seguida”

470 en el mar

La campaña de los Panamericanos fue dura. Durante un año viajamos todos los fines de semana a Mar del Plata para entrenar, porque los juegos eran allá. Nos esforzamos muchísimo, como siempre hay que hacer cuando uno quiere algo, y lo logramos. Casi ganamos, pero no se dio, las regatas son así.

Dupla Billoch-Zizzi medalla de bronce

Juampi y Martín sacaron medalla de bronce en esos Juegos, que se organizaron en el año 1995 en la ciudad de Mar del Plata. Otras medallas importantes para la Argentina fueron la de plata de Santiago Lange en Laser y oro de Betina Marcone en Laser Radial.

Antes de los Panamericanos, o sea cuando yo empecé a navegar en 470, decidí hacer mi 470 y los Juegos los corrimos con un 470 fabricado por nosotros.

Yo ya estaba trabajando haciendo los Optimists con Santiago Lange, (yo era empleado de Santiago Lange) y por ese entonces me abrí y puse mi propio astillero. Lo primero que construimos fue el 470. Después de eso empezamos a hacer Optimists y otros barcos, pero el primer barco que hicimos nosotros, y que yo lo corrí personalmente, fue el 470.

Cuando tenía 18 años y navegaba en tabla, durante el verano Juampi trabajaba haciendo propaganda de distintas marcas navegando y haciendo piruetas con la tabla frente a la playa.

SOL: Cuando vos navegabas en esas clases que nos estás contando, si se les rompía algo en el barco o necesitaban cabos, ¿a dónde los conseguían? ¿Existía el camión de Juampi?

JUAMPI

No, no existía ningún camión de Juampi. En ese momento todos nosotros teníamos nuestro stock de materiales y teníamos nuestra propia “bolsita”. La mayoría de las cosas había que traerlas de afuera, no había mucho y era muy difícil conseguirlas. Muchos de nuestros repuestos los fabricábamos nosotros mismos. No, no estaba Juampi.

IVAN: Y los barcos, ¿de dónde provenían? ¿Los Optimist? ¿Quien hacia los 470, los Cadets?

JUAMPI

Respecto a los Optimists, eran fabricados por un señor que se llama Bordolani que hacía unos barcos muy lindos en esa época. Pero ese hombre tenía su astillero y si vos querías algo tenías que ir a la casa a buscarlo. Bordolani no viajaba, no brindaba ningún servicio extra; no te iba a buscar ni llevar el barco al club, no hacía nada de todo eso que hacemos nosotros ahora.

Respecto a los Cadets, había otro señor llamado Camou que fabricaba los barcos de madera. Igual que Bordolani, tenía su astillero y vos tenías que ir y tocarle el timbre si querías algo.
El 470 era importado, o sea, había que traerlo [de afuera] y por eso es que nosotros decidimos fabricar el 470 acá en Argentina. La clase quería crecer pero no podía porque no había barcos en el país.

IVAN: Así que era todo mucho más complicado: no tenían los barcos acá, nadie respondía, no tenían garantía de nada, tenían que que rebuscársela bastante.

¿Y la indumentaria? Me Imagino que tampoco era la adecuada, o no tenía la tecnología que tiene ahora.

JUAMPI

Era pullover de lana sobre la piel y bolsitas de nylon para no mojarse los pies. O sea, no era como ahora que tenés las lycras y ropa térmica. No. Pasábamos mucho frío nosotros.

IVAN: Y en el windsurf, ¿corriste algunos campeonatos? ¿Tuviste alguna relación con Camau?

JUAMPI

Si, corría con Camau, Raúl Saubidet, Marcos Galván, y del interior había también muchos más, eran un montón y muy buenos. Corrí muchos campeonatos y he ganado varios. Gané un Sudamericano, un Argentino… fue una época muy divertida también.

IVAN: O sea que vos sentís que el windsurf te sumó mucho como complemento para los monotipos y los monotipos para el windsurf, ¿o no tanto? Te comento porque acá tenemos muchos alumnos con Sol que están incursionando en el windsurf también aparte de hacer Optimist y la verdad que les encanta

JUAMPI

Si, me sumó muchísimo.

Era otra la tabla en ese momento. Ustedes ahora tienen la tablita corta, van sin orza, tienen foil. En ese momento eran tablas redondas, con orza, eran más un barquito. Las regatas tenían sus buenas ceñidas, popa, reach. Los recorridos eran triángulos. Y bueno, todo eso sumaba muchísimo. Y la estabilidad de estar arriba del barco, sentir el barco y todo eso te da también mucho para el Windsurf.

Leave a Comment